Hinojo

Alimentos

Información de alimentos saludables para tu dieta

El hinojo es una verdura muy versátil que juega un papel importante en la cultura alimentaria de muchos países europeos, especialmente en Francia e Italia. Su reputación se estima que se remonta a los primeros tiempos dónde quedó reflejada en sus tradiciones mitológicas.

Imágen de hinojo

En los mitos griegos, el hinojo, no sólo estaba estrechamente relacionado con Dionisos, el dios griego de la comida y del vino, sino que también se creía que un tallo de hinojo llevaba el conocimiento que los dioses transmitían a los hombres.

El hinojo se compone de un bulbo blanco o verde pálido sujeto por unos tallos superpuestos. Los tallos están cubiertos con hojas verdes, cerca de las cuales, crecen las flores que producen las semillas de hinojo. El bulbo, el tallo, las hojas y las semillas son comestibles. El hinojo pertenece a la familia de Umbellifereae y está estrechamente relacionado con el perejil, la zanahoria, el eneldo y el cilantro.

Tanto el sabor como el aroma del hinojo son únicos, sorprendentemente recuerda al regaliz y al anís, tanto es así que el hinojo es a menudo confundido con el anís. La textura del hinojo es similar a la de apio ya que tiene una textura crujiente y estriada.

El nombre científico del hinojo es Foeniculum vulgare.

El hinojo es un vegetal crujiente y ligeramente dulce, que añade un toque refrescante y muy popular a la cocina mediterránea. Muy a menudo se encuentra asociada a la cocina italiana. Esta verdura fresca se encuentra en su mejor momento desde el otoño hasta la primavera, cuando la puedes encontrar fácilmente en cualquier mercado.

El hinojo se compone de un bulbo blanco o verde pálido del que salen unos tallos. Los de hinojo tallos están cubiertos por hojas verdes cerca de las cuales crecen las flores que producen semillas. Tanto el bulbo como el tallo, las hojas y las semillas son comestibles. El hinojo pertenece a la familia de Umbellifereae y está estrechamente relacionado con el perejil, la zanahoria, el eneldo y el cilantro.

Historia del hinojo

Desde tiempos inmemoriales, el hinojo ha sido un vegetal bien visto. Los antiguos griegos llamaban al hinojo "marathron", era una planta que crecía en los campos de batalla. Una de las batallas antiguas más importantes fue nombrada como la batalla de Maratón en honor a esta planta. El hinojo también fue relacionado con Filípides, el corredor que dio la noticia de la invasión persa a Esparta. Los mitos griegos también sostienen que el conocimiento fue entregado a los hombres por los dioses en el Olimpo en un tallo de hinojo. El hinojo fue venerado por los griegos y por los romanos por sus propiedades medicinales y culinarias.

El hinojo se cultiva en toda Europa, especialmente en las áreas circundantes del Mar Mediterráneo y del Cercano Oriente desde tiempos remotos. Hoy en día, Estados Unidos, Francia, India y Rusia se encuentran entre los principales productores de hinojo.

Beneficios del hinojo para la salud

Fitonutrientes únicos con efectos antioxidantes que mejoran nuestra salud

Al igual que muchas especias, el hinojo contiene su propia combinación y por lo tanto única de fitonutrientes, incluyendo la rutina flavonoides, la quercetina y varios glucósidos de kaempferol, que le dan una fuerte actividad antioxidante. Los fitonutrientes de los extractos del hinojo se comparan favorablemente en los estudios de investigación con el BHT (butilhidroxitolueno), un antioxidante potencialmente tóxico comúnmente añadido a los alimentos procesados.

El compuesto fitonutriente más fascinante del hinojo es el anetol, el componente principal de su aceite. En estudios con animales, el anetol del hinojo ha demostrado repetidamente que reduce la inflamación y ayuda a prevenir la aparición de cáncer. Los investigadores también han propuesto un mecanismo biológico que podría explicar estos efectos antiinflamatorios y anticancerígenos. Este mecanismo implica el cierre de un sistema de señalización intracelular llamado factor de necrosis tumoral (o TNF). Al cierre de este proceso de señalización, el anetol del hinojo evita la activación de un gen potencialmente fuerte que altera la activación e inflamación de una molécula llamada NF-kappaB. El aceite de hinojo también ha demostrado ser capaz de proteger el hígado de los animales utilizados en los experimentos químicos de posibles daños tóxicos.

Protección antioxidante de la vitamina C para el sistema inmunitario

Además de sus inusuales fitonutrientes, el bulbo del hinojo es una excelente fuente de vitamina C. La vitamina C es el principal antioxidante soluble en agua, capaz de neutralizar a los radicales libres en todos los ambientes líquidos del cuerpo. Si no se controlan estos radicales libres pueden causar daño celular que provoca dolor y deterioro de las articulaciones como resultado de enfermedades como la osteoartritis y la artritis reumatoide.

La vitamina C que se encuentra en bulbo del hinojo es antimicrobiana y necesaria para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Fibra, ácido fólico y potasio para la salud cardiovascular y colonaria

Como muy buena fuente de fibra, el bulbo del hinojo puede ayudar a reducir los niveles elevados de colesterol y puesto que la fibra también elimina las toxinas potencialmente carcinógenas del colon, nos lleva a pensar que el bulbo del hinojo también puede ser de utilidad para prevenir el cáncer de colon. Además de su fibra, el hinojo es una muy buena fuente de ácido fólico, un tipo de vitamina B que es necesaria para la conversión de las moléculas peligrosas llamadas homocisteínas en moléculas benignas. Los altos niveles de homocisteína son los que directamente pueden dañar las paredes de los vasos sanguíneos, pudiendo provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral. El hinojo es también una excelente fuente de potasio, un mineral que ayuda a reducir la alta presión arterial, otro factor de riesgo para el accidente cerebrovascular y el ataque cardíaco. Si tomas una taza de hinojo diaria obtendrás un 10,8% de la fibra diaria que debes consumir, un 5,9% del total de folato diario recomendado y un 10,3% de la cantidad diaria recomendada de potasio.

Cómo seleccionar y almacenar el hinojo

Un hinojo de buena calidad debe tener los bulbos limpios, firmes y sólidos, sin signos de división, ni moretones o manchas. Los bulbos deben ser de color verde blanquecino o amarillo pálido. Los tallos deben mantenerse relativamente rectos y estrechamente superpuestos alrededor del bulbo. Tanto los tallos como las hojas deben ser verdes. No deben presentar signos de yemas florales ya que esto indica que el vegetal es demasiado maduro. El hinojo fresco debe poseer un fragante aroma con un sutil olor a regaliz o anís. El hinojo por lo general está disponible en los mercados desde otoño hasta primavera.

Puedes guardar el hinojo fresco en el cajón de la nevera, donde se mantendrá perfecto durante unos cuatro días, sin embargo, es recomendable consumir el hinojo cuanto antes ya que a medida que envejece, pierde gradualmente su sabor. Aunque el hinojo fresco se pueda congelar después blanquearlo, debes ser consciente que perderá mucho sabor durante este proceso. Las semillas del hinojo secas deben guardarse en un recipiente hermético en un lugar fresco y seco, donde se conservarán durante unos seis meses. Si almacenas las semillas de hinojo en la nevera te ayudará a mantenerlas frescas durante más tiempo.

Consejos para preparar y cocinar el hinojo

Las tres partes que forman el hinojo, la base, los tallos y las hojas, se pueden utilizar en la cocina. Corta los tallos desde el bulbo. Si no necesitas utilizar el bulbo entero para alguna receta en especial, pártelo por la mitad, quita la base y luego enjuágalo con agua antes de proceder a más recortes. El hinojo se puede cortar la variedad de tamaños y formas que desees, dependiendo de la receta y de tus preferencias personales. La mejor forma para cortar el hinojo es haciendo los cortes verticales. Si tu receta requiere hinojo cortado en cuadrados o en juliana, lo mejor es quitar primero el núcleo más duro que se encuentra en el centro antes de cortarlo. Los tallos del hinojo pueden usarse para sopas y guisos y las hojas como condimento.

Algunas ideas rápidas para disfrutar del hinojo

  • El hinojo y la cebolla salteados forman un plato maravillosamente saludable.
  • Mezcla el hinojo en rodajas con aguacates y naranjas para preparar una ensalada deliciosa.
  • El estofado de hinojo es un excelente complemento para las vieiras.
  • La próxima vez que necesites una nueva forma de adornar tus sándwiches, prueba a añadir hinojo además de otros ingredientes tradicionales como la lechuga y el tomate.
  • Ponle a tu yogurt natural un poco de hinojo y unas hojas de menta.
  • El hinojo está delicioso cuando se sirve con el salmón.
  • Artículos relacionados con Hinojo